miércoles, 16 de mayo de 2012

Fotografia erótica: ¿cómo hacerla y que tener en cuenta?

Plantearse una sesión de fotografía erótica puede resultar tremendamente motivador y excitante en algunos momentos de tu vida. Ya sea como reto personal o planteado como juego para aportar un punto extra de picante en las relaciones de pareja, atreverse a dar el paso y ponerse delante o detrás de la cámara puede llegar a ser complicado cuando no sabemos ni como empezar.

 
Todo el mundo ha visto fotos eróticas y pornográficas amateur y sabe que muchas dejan bastante que desear. Siempre podemos ponernos delante de la cámara sin más y disparar, pero aquí queremos aportar algunos trucos y consejos para hacer fotografías eróticas con un mínimo de calidad usando métodos muy sencillos.
Está claro que vamos a necesitar una cámara. Luego, la forma de hacer las fotos puede variar. Desde un autorretrato erótico, pasando por dejarnos fotografiar por otra persona, hacerse las fotos los dos juntos, o que pidamos la ayuda de una tercera persona para fotografiarnos...
Sea cual sea el método que elijas, hay varias cosas que tendremos que tener en cuenta a la hora de realizar fotografía erótica:
• Seguridad: no se trata de posar sin más. Se necesita estar segur@ de querer hacerlo, ya que de lo contrario, no lograremos expresar pasión ni erotismo en las fotografías.
• Ideas: no está de más tener alguna idea en la cabeza de lo que queremos hacer. Las poses, el escenario, la iluminación... ya lo vamos a ver más adelante.
• Complicidad: si vas a posar para alguien, mejor que sea alguien de confianza. Incluso os daría la idea de que el o la fotógraf@ se quedase con la misma ropa que el o la model@, para crear un ambiente relajado...
• Ilusión: es muy importante creérselo. Creer que te vas a comer la cámara, y que vas a poner los pelos de punta a quien vea tus fotografías. Si no te lo crees, la cámara lo captará, y no conseguirás el objetivo. Así que fuera vergüenzas, y saca la/el modelo que hay en ti.
Lo ideal es que cada fotografía intente transmitir algo, un mensaje, un objetivo. Hacerlas de tal manera que al mirarlas expresen algo, ya sea excitación, curiosidad, soledad, sensualidad... Tenemos que pensar en lo que queremos transmitir con nuestro cuerpo, con nuestra piel, con nuestra cara.
La expresión de nuestra cara es muy importante. Sea cual sea la postura que tengamos en la fotografía, sea cual sea el escenario que utilicemos y la iluminación, nuestra expresión facial podrá con todo. Así si quieres expresar placer, muéstralo con tu cara, porque si tu cara no muestra placer, la fotografía no lo transmitirá.
PREPARANDO LA ESCENA

 
Los sitios más clásicos para este tipo de fotos son el dormitorio y el cuarto de baño. Bueno, aunque estaría bien explorar las posibilidades de otras partes de la casa. Lo principal es limpiar la escena de elementos superfluos. Primero porque en una fotografía erótica no pinta nada que el fondo aparezca el reloj despertador, ese cuadro horrible que te regaló tu suegra o los juguetes de los niños.
Segundo porque mucha gente quiere ocultar su identidad y es fácil reconocer esa figurita de porcelana o el trofeo de campeón de indoor del barrio.

Además los elementos de fondo, "ensucian" la imagen, es decir, hace que la fotografía este sobrecargada y que de mala impresión. También puede dar problemas con los sistemas de auto-enfoque de las cámaras digitales y crear reflejos raros.
Tienes la posibilidad de crear un fondo neutro simplemente colgando una sabana de la pared. Usa una sabana lisa, sin estampados y de color claro. Pero no hay despreciar usar de forma creativa los elementos comunes de la casa. Por ejemplo imagina una serie de fotos en la cocina. Tu pareja posa tomando una taza de café mientras que la bata se le abre de forma sugerente mostrando sus encantos. Esta claro que en esa foto tiene que aparecer de fondo los muebles de la cocina, la taza en la mano y estaría bien la cafetera a un lado. Pero no tienen que aparecer los platos sucios de ayer o i el juego de espumaderas.

O quizás prefieras hacerle una foto completamente desnudo/a frente a la puerta abierta del frigorífico, posando como si tuviera mucho calor y quisiera refrescarse. Esa pose esta muy bien, es muy sugerente. Y puedes imitar sudor con un simple pulverizador de agua. Pero piensa en el fondo ¿Realmente quieres que salga en la foto las sobras de la pizza de ayer y la carne cruda que vas a guisar hoy? Es mejor dejar dentro del frigorífico solo unas pocas cosas, como latas de refresco o verduras fresca, además así saldrá mejor la propia luz del frigorífico que te dará un efecto de iluminación muy interesante. También podrirás hacer que tu modelo esté comiéndose un helado que se le escurre por la boca de una forma sensual. Ese tipo de cosas las tienes que preparar según tu gusto.
Osea, que se puede utilizar la propia casa como si fuera un decorado, cuidando la presentación y haciendo que en la foto solo aparezca lo que tú realmente quieres.

ILUMINACIÓN

Lo primero que hace la mayoría de la gente cuando quiere fotografiarse desnudos, es cerrar completamente las ventanas. Encender las luces y usar el flash. Y esa es la causa de que las fotos amateurs sean una porquería. Las bombillas normales crean un ambiente anaranjado y las luces fluorescentes hacen que todo el mundo parezca amarillo y enfermo. Y además usar el flash tan cerca solo sirve para que salgan los ojos rojos y las cosas cercanas estén demasiado iluminadas y difusas mientras que el fondo queda en penumbras.
Es mejor usar luz natural, unas cortinas blancas o un paño de gasa sobre la ventana, te protegerán de los vecinos curiosos y dejaran pasar la luz, tamizándola. Pero recuerda que las cámaras digitales captan menos luz que el ojo humano y las imágenes pueden salir más oscuras de lo que pensabas. Ya que tienes una cámara digital has un par de fotos de prueba par ver como quedan.
Si necesitas más luz, usa una lámpara flexo, que da luz blanca y que todo el mundo suele tener en casa. Si no la tienes, es fácil de conseguir y bastante baratas.
Comienza con la iluminación más básica. Lo mejor es empezar con la luz a un lado, esto da mucho juego para resaltar detalles del cuerpo y ocultar otros. La luz a la espalda del modelo estiliza la silueta y se puede conseguir un aura de luz rodeando el cuerpo, o resaltar el brillo del cabello como si estuviera en llamas.
Cuando te sientas más seguro de tus habilidades, has experimentos con distintos tipos de luz. Descubrirás muchos efectos interesantes.
MEJORANDO LA REALIDAD


Poca gente tiene un cuerpo perfecto, por eso es importante la pose. Olvídate de posar con sonrisa forzada y tan tieso como si estuvieran apunto de atropellarte. Además la pose te ayudara a ocultar esos pequeños defectos y a resaltar tus verdaderos encantos. Barrigas cerveceras, celulitis, michelines... todo puede desaparecer. Elige las posturas que resalten lo mejor de tu pareja y que oculten lo que no le gusta.
Un pecho pequeño puede parecer más grande cruzando los brazos por abajo, como si los abrazara con un gesto coqueto. Si el problema es justo el contrario, tumbándose los pechos perderán volumen. Y estirando los brazos hacia arriba parecerán mucho más duros y tersos.
Las diferente posturas a cuatro patas y arqueando la espalda resaltaran el culo, y estiraran la piel. Además puede agarra el culo con las manos en un gesto provocador y que le ayuda a ocultar las imperfecciones.

La cama puede ayudarte mucho a conseguir buenas poses. Tumbándose de lado, de una forma aparentemente distraída se consigue estrechar la cintura y destacar la curva de la cadera. Usando una simple escalera puedes conseguir fotos desde arriba, algo muy original y artístico, además en esa en esa pose se puede usar la sabana para ocultar lo que quiera y revelar lo mejor. Algo así como si nuestra pareja se acabara de despertar y con las sabanas desordenadas nos invitara a un juego erótico, solo que el desorden de las sabanas no es casual sino que está colocada de forma estratégica.

Si te apetece hacer primeros planos, no acerques tanto la cámara, porque más la imagen se sobre-iluminara y se acombara; y más que una foto erótica, conseguirás algo más propio del "discovery channel". Es mejor separase un poco y usar el zoom para acercar la imagen. Aunque descubrirás que los primeros planos suelen ser muy aburridos amenos que uses la creatividad para conseguir un resultado más artístico.

Difuminar la cara, puede estropear todo el trabajo que te has tomado para hacer la foto. Si quieres ocultar tu identidad, usa fotos en las que la cara quede oculta de forma natural. Por ejemplo usando el pelo para taparlo, o posando de cara a la pared, resaltando el trasero, o a cuatro patas ocultando la cara entre los brazos o usando una máscara.

CREANDO ILUSIONES



Cuándo ves en una película a un tipo saltar desde un sexto piso, envuelto por las llamas de una explosión y caer al suelo sin un rasguño ¿Te lo crees? ¿Se te ocurre repetir el numerito a ver si a ti también te sale? Supongo que no. De manera que no te creas lo que ves en una peli porno, porque también hay truco.
Unos pezones demasiado claros se pueden oscurecer fácilmente con sombra de ojos color arena o tostado o si quieres acláralos usa un tono rosado.
Para que una vulva parezca tremendamente excitada solamente hay que maquillar el interior de los labios vaginales con colorete y luego con cuidado aplicar un poco de vaselina para imitar la humedad de los flujos.
Por último nos parece imprescindible recordarte la importancia de guardar a buen recaudo tus fotografías eróticas, así como tener mucho cuidado de que la persona a la que se las envías sea de tu total confianza. Todos conocemos la cantidad de casos de fotos y vídeo amateurs que corren por la red por culpa de un robo o de la mala fe de un exnovio o exnovia resentido.

Via: PaperBlog

No hay comentarios:

Publicar un comentario