martes, 24 de diciembre de 2013

Enfermeras de Algeciras desnudas en un calendario


Un grupo de enfermeros y enfermeras que trabajan en la ciudad han decidido quitarse la ropa para reclamar una sanidad pública y de calidad. Lo han hecho en un calendario que no sólo es reivindicativo, sino también solidario. Comprarán comida y otros productos para los necesitados con el dinero recaudado. Pilar Pizarro, enfermera del centro de salud de El Saladillo, ha sido quien se ha encargado de coordinar el original proyecto, en el que participan once profesionales, la mitad de centros de atención primaria de la localidad y la otra mitad del hospital Punta de Europa.

Se han quitado la ropa en fotografías elegantes que no se vuelcan al erotismo, sino que sugieren, sugieren sobre todo luchar por el mantenimiento de una sanidad universal y de garantías, también por la educación, en general por los derechos de las personas. Con la piel apelan a la conciencia y no a la carne. "Estamos aquí todo el día viendo el panorama social en el que nos encontramos, la situación en la que estamos todos metidos. Tenía ganas de hacer algo porque estoy indignada, como la mayoría de la gente", explica Pizarro cómo surgió la idea del almanaque. "Es un calendario reivindicativo a nivel social, expresa quejas de cómo estamos, por la situación que estamos viviendo, por la tendencia a privatizar. Por una defensa de la sanidad y la educación públicas y mostrar el desacuerdo con el desajuste social que hay ahora mismo", añade la enfermera. Dicho y hecho.

Los once profesionales posan para el fotógrafo Carlos Canet y las imágenes están acompañadas por mensajes recogidos de diversos artículos periodísticos que van en la línea de lo que se propone reclamar el calendario. En una de ellas por ejemplo se lee: "Se han muerto la ética y los valores que protegían a los más vulnerables". Se han editado 700 calendarios. Pizarro agradece mucho y de corazón la colaboración recibida por todas las empresas y comercios que lo han hecho posible. Y se ha tenido un gran éxito. A un precio de seis euros, sólo quedan alrededor de medio centenar por repartir. Lo que se repartirá con el dinero es comida y también productos de higiene. En las iglesias de Pescadores, La Piñera y La Bajadilla y en el comedor de Ambae. Entre hoy y mañana tienen previsto realizar la compra. Los enfermeros invitan a los establecimientos de alimentos que se quieran sumar ahora a su solidaridad a unirse. No hace ya falta que se quiten la ropa para hacerlo. Ya lo han hecho ellos.

Via: Europasur.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario