viernes, 7 de febrero de 2014

Calendario DesnudArte: Alumnas de Bellas Artes se retratan desnudas


 Sus pinturas o esculturas son lo único que cubre la piel de los seis estudiantes de Bellas Artes que posaron para las fotografías del calendario 'desnudArte'. Cristina Amado y David Crespo fueron los impulsores de esta original iniciativa que surgió como un trabajo para la materia Gestión, Ámbito Artístico y Mundo Cultural, impartida por el profesor Xosé Manuel Buxán, y con la que pretenden contribuir a la difusión de la producción artística que se realiza en la facultad a través de uno "formato accesible y poco habitual"

El profesor instó al alumnado a organizar una acción cultural real, con la idea de que reflexionen sobre otras líneas de trabajo más allá de la creación artística, para que sepan como es estar detrás de la obra. "Muchos acabarán después trabajando como comisarios o en centros culturales", destaca el Buxán. Algunos optaron por organizar una exposición, otros por llevar a cabo un evento, y hubo también quien se decidió por otro tipo de acciones con la idea de que tengan repercusión y que sean diferentes. De hecho, "hacer algo distinto" es precisamente el motivo que esgrimieron Amado y Crespo a la hora de pedirle a sus compañeros y compañeras que posaran ante la cámara sin nada más que su propia obra.

En un principio hubo quien se mostró "un poco reticente" a sumarse a esta iniciativa, pero finalmente estos dos estudiantes, que también ejercieron como modelos para este trabajo, lograron reunir a un grupo de cuatro alumnas y artistas dispuestas a convertirse en una de las seis imágenes que acompañan a los meses en este proyecto. Irene Ríos, también alumna de Bellas Artes, fue encargada de fotografiar la Elena Bello, Iria Llaves, Lara Torres, Iria Pérez y a los propios Amado y Crespo junto con sus esculturas o pinturas para este calendario, en el que hay cabida para estilos y técnicas diversos, desde la pintura hiperrealista a las "esculturas conceptuales de carácter sexual", con las que posan los propios promotores. Inicialmente, Crespo y Amado pensaron en el clásico calendario de pared. Luego optaron por confeccionarlo en un formato A3 plegable con el que se compone un cubo, que estará a la venta (2 o 2,5 euros según el papel) hasta finales de julio en la facultad.

Via: Faro de Vigo

No hay comentarios:

Publicar un comentario